Hero Image

Noticias

Decreto de escasez: herramienta extraordinaria que debe actualizarse frente a criterios de cuidado y preservación ecológica

Estimada Comunidad Ecológica UDD:

El decreto de escasez ( en adelante D.E.) es una herramienta, que intenta hacer frente a la sequía, cuyo objeto es lograr proteger y minimizar los daños a la producción agrícola por falta de agua, siendo una herramienta de aplicación extraordinaria en nuestra legislación, que desde el punto de vista de la preservación del medio ambiente y las nuevas exigencias comunes que nos demandan tiempos de extrema sequía es necesario actualizar, pues su uso continuo y permanente generará daños irreversibles a mediano y largo plazo, para nuestras fuentes de aguas continentales.

El cambio climático, la intervención humana, el uso irracional y la falta de políticas públicas concretas sobre la administración del recurso hídrico, ha conjugado en agudizar la llamada “Crisis del Agua”, hoy su recuperación es urgente y debemos asumir las responsabilidades del caso. Si tomamos en consideración la débil regulación y aplicación práctica que tiene en nuestro país el D.E., las estadísticas y datos concretos brindados por la Dirección General de Aguas, podemos ver que hoy cerca del 36% de la población se encuentra en territorios con declaratoria de D.E. vigente, lo que nos da no solo luces de lo grave que es la situación en el país, sino que también nos advierte la necesidad de regular y materializar cambios al D.E., incorporándole criterios no solo de protección a la producción o al consumo humano, sino que también ampliando su aplicación en consideración de otros factores como el cambio climático y la preservación del medio ambiente.

El uso irracional del agua y también la incorporación del D.E. como un parámetro objetivo de evaluar proyectos ambientales frente a nuestra principal herramienta de Gestión Ambiental el SEIA, es inminente, lo que nos generará una oportunidad de enfrentar el cambio climático y la gestión del recurso hídrico de una manera más eficiente, logrando objetivos de protección social, económicos y medio ambientales que hoy claramente no se cumplen con la actual aplicación del D.E., ya que éste se contrapone a criterios importantes establecidos, como lo es el respeto por los caudales ecológicos y caudales ambientales, ambos factores ausentes en el D.E. 

Por lo anterior debemos recoger la invitación que nos deja la crisis climática y buscar herramientas de incorporación del decreto de escasez a la hora de evaluar proyectos, contribuyendo a la innovación que los instrumentos de gestión necesitan, mejorando su comprensión, difusión y aplicación práctica, y tal vez, pensar en reformular la herramienta extraordinaria del D.E. con miras a la preservación del medio ambiente.

Erwin Gajardo

ALUMNO 2° AÑO MDA

* Las opiniones señaladas en este documento son de exclusiva responsabilidad del columnista y no representa la opinión de la universidad del desarrollo