Hero Image

Noticias

El otro Brexit, por Paula Bravo.

26 de abril, diario Concepción.

El otro Brexit

PAULA BRAVO VILLALOBOS

Académica Programa de Estudios Europeos Universidad de Concepción y Docente de nuestra Facultad.

Brexit. Reino Unido fuera y separada de todo vínculo con la Unión Europea. En un primer análisis este fenómeno coyuntural de la política contemporánea comprende, por cierto, las variables internas que la afectan, a saber el gran tema financiero, arancelario, comercial y aduanero; la movilidad de sus nacionales y del resto de los europeos; la cosoberanía en Gibraltar, que se apura en reclamar España y la tan temida frontera con Irlanda, recordando oscuros pasajes de la historia más violenta del terrorismo europeo en los años 70. Y respecto a estas problemáticas sólo cabría “especular” de la manera más inteligente, teórica y académica posible el resultado que tendrán, toda vez que la incertidumbre está siendo el concepto clave, pues la salida de Reino Unido de la UE ha resultado tan compleja y obtusa que ni los políticos británicos tienen alguna certeza del final de esta trama, de ahí la prórroga pedida por May a Europa. Sin embargo, otro de los aspectos preocupantes de los cuales poco se ha dicho es el relativo a la variable externa de la diplomacia británica y la cooperación internacional como contrapeso y voz representante de Europa frente a China y Rusia. Muchos países no occidentales apoyan a China, quien, lentamente y sin hacer ruido, está cada vez más presente en los temas internacionales, influyendo y decidiendo, mientras Estados Unidos con Trump a la cabeza sigue en su camino por minar el multilateralismo. Rusia, por su parte mantiene su política de obstrucción permanente al Consejo de Seguridad. Estos cuatro países mantienen su asiento permanente en Naciones Unidas, por lo que la representación británica junto a la francesa son las únicas fortalezas diplomáticas de Europa frente a la coyuntura internacional y la UE es el centro coordinador de estas políticas. Al salir Reino Unido del conglomerado no sólo está poniendo en riesgo el multilateralismo sino que además quedaría por defecto aislado porque no quiere ser un compañero político de menor rango detrás de Estados Unidos, tampoco representaría a Europa y claramente los países no occidentales no están interesados en alinearse con ellos. Así las cosas los diplomáticos británicos junto a los de la UE tienen otro desafío, encontrar la forma de seguir conversando y protegiendo al sistema de organización internacional, porque China, Rusia y Estados Unidos no se la harán fácil.

En línea. ¿Tienes dudas?
Pregúntale al equipo de la carrera
¿Con qué sede quieres conversar?
¿Con qué sede quieres conversar?