CDRE - UDD y AEF presentaron el estudio ‘Single Family Offices en Chile’

 

Santiago.- Con el fin de conocer con mayor profundidad la realidad en Chile de las Single Family Offices, aquellas oficinas creadas para administrar grandes patrimonios familiares, la Asociación de Empresas Familiares (AEF) y el Centro de Derecho Regulatorio y Empresa de la Universidad del Desarrollo (CDRE UDD), realizaron la primera encuesta sobre los Single Family Offices en Chile. Los objetivos eran interiorizarse sobre las razones que llevan a las familias empresarias a crearlas, indagar sobre sus características, estructuras y modelos de gestión.

Para llevar a cabo la investigación, se encuestó un total de 56 directivos de Single Family Offices, entre abril y julio de este año con preguntas en áreas como estructura, propósitos, objetivos, gestión, costos, riesgos e inversiones.

El lanzamiento de la publicación del estudio se llevó a cabo en un evento realizado el 28 de noviembre en El Golf 50. Ante más de 120 invitados, después de la bienvenida del Director de la AEF, Arturo Palma, el estudio y resultados de la investigación fueron presentados por la Directora del Centro de Derecho Regulatorio y Empresa de la Facultad de Derecho UDD, Camila Boettiger. Luego se dio paso a un panel de conversación moderado por la gerente general de la AEF, Fernanda Hurtado, e integrado por Carolina Pérez-Iñigo, gerente General Celta Inversiones; Andrés del Río, gerente de Desarrollo de Nuevos Negocios, Huillinco Family Offices; Nicolás Schmidt, consultor de Servicios Financieros de Spencer Stuart; y Eduardo Valente, Socio de Consultoría de Negocios y Consultoría para EY Chile.

Los resultados fueron analizados conjuntamente por el CDRE UDD y la AEF, y mostraron, entre otras conclusiones, que los principales objetivos de estas organizaciones son conservar y gestionar el patrimonio familiar, servir de plataforma financiera y tributaria, y proporcionar una estructura para el buen gobierno de la familia. En segundo lugar, que aunque en su organización  siguen teniendo lógicas tradicionales, y aunque las mujeres son bastante menos que los hombres  (13% versus 87%), están en buena posición, ya que en su mayoría ocupan puestos de gerencia general, ya sea externa o miembro de la familia.

Por último, en cuanto a los negocios involucrados, que el rubro inmobiliario se mostró como uno de los más mencionados(30%), junto con finanzas e inversiones (27%) y retail (20%) entre aquellos que dieron origen al patrimonio familiar, además de presentar mucha relevancia en términos de inversión. Además, se observa la creciente profesionalización de los Single Family Offices, ya que a medida que aumentan su tamaño se van complejizando y manejando la toma de decisiones de manera más objetiva.

Finalmente, Camila Boettiger y Fernanda Hurtado señalaron que “confiamos en que este estudio sea un valioso aporte y una oportunidad para reflexionar sobre la organización de estas entidades, identificar  iniciativas de mejora que pueden abordar en el futuro y buscar espacios de colaboración”.

Compartir